sábado, 1 de diciembre de 2007

Satélites Artificiales

Preliminares
Con el aumento en la demanda de las comunicaciones, ha surgido la necesidad de crear nuevos medios de transmisión. Ya la utilización del cable común se ha vuelto obsoleto, y por lo caro que resulta la fibra óptica, no se ha podido distribuir a usuarios particulares.

En varios lugares la comunicación (televisión y telefonía sobre todo) es imposible, por las grandes distancias de separación, además de que el servicio seria demasiado inestable, pues por la lluvia y el sol, los cables se deterioran fácilmente.
Todos esos problemas y necesidades llevaron a los científicos a idear un nuevo medio (a través del cual viaja la información) de comunicación, con la que se pudiera llevar un servicio estable y económico a cualquier parte del mundo.

Es así como en 1945, el entonces Secretario de la Sociedad Interplanetaria Británica, Arthur C. Clarke, expone la idea de poder transmitir señales de radio y televisión a grandes distancias y en cualquier parte del mundo (sin tener que utilizar los obsoletos cables) mediante un satélite artificial.

“El satélite artificial debería girar alrededor de la tierra cada 24 horas, para que de esta manera tuviera un punto fijo, y su transmisión cubriera esa fracción en la superficie terrestre. Estos artefactos deberían estar equipados con dispositivos para recibir y enviar información” (Arthur C. Clarke).


Un poco de Historia

La carrera espacial comenzó el 4 de octubre de 1957, cuando la Unión Soviética lanzó al espacio el satélite Sputnik I, que era una esfera metálica de 58cm de diámetro. Ese mismo año, en diciembre, EUA tuvo un intento fallido con el satélite Vanguard, pues se incendió en el momento de su lanzamiento.

La Unión Soviética continuo con la carrera y en noviembre de 1957 puso en órbita el Sputnik 2, con la novedad de llevar un ser vivo como pasajero: la perra Laika. Meses antes, EUA lanzó el satélite Explorer l, que tenía como propósito descubrir los cinturones de radiación que rodean a la Tierra.

En 1960, EUA lanzo el primer satélite activo que se puso en órbita y fue el Courier, equipado con un paquete de comunicaciones que recibía señales desde la Tierra, que las traducía a determinadas frecuencias, las amplificaba y después las retransmitía al punto emisor. Para 1962, EUA contaba con 120 satélites en orbita, mientras que Rusia solo tenía 33.

En 1964 se logró colocar en órbita geoestacionaria el Syncom 3, primer satélite de tipo geoestacionario, que permitió en Europa la transmisión de los juegos olímpicos de Tokio.

En agosto de 1964 se formó el consorcio internacional INTELSAT, del cual México también es miembro, que se encarga de administrar una nueva serie de satélites geoestacionarios que podía disponer todo el mundo. El primero de sus satélites fue el Early Bird o Intelsat-1.

En la actualidad, existen alrededor de 200 satélites, en su mayoría geoestacionarios, que conectan lugares de todo el mundo y que además de servir para la telecomunicación internacional, se emplean para servicios como televisión y observación meteorológica, entre otras aplicaciones.

Todos los grandes inventos surgieron de la necesidad del ser humano por mejorar su calidad de vida y hacerla más cómoda, y con los satélites, no hay excepción.



¿Qué es un satélite artificial?

"Un satélite es un cuerpo que gira alrededor de otro” (Universum). En la actualidad se encuentran orbitando alrededor de la Tierra más de 9000 satélites artificiales, que para lanzarlos se utilizan cohetes espaciales. Hay 4 tipos de orbitas satelitales:

- Baja. Que se utiliza en comunicaciones y observación de la Tierra.
- Polar. Para clima y navegación.
- Geoestacionaria. Comunicaciones, clima, navegación y GPS.
- Elíptica. Que es utilizada en comunicaciones.


¿Para qué se utilizan los satélites artificiales?

En este mundo moderno los satélites artificiales son muy útiles sobre todo en las comunicaciones, gracias a los cuales podemos recibir señales de televisión, de radio y de teléfono en cualquier lugar y a cualquier hora, además nos permite obtener información muy valiosa del clima (un claro ejemplo se ve en la película “El día después de mañana (Day alter morning)”), del medio ambiente y hasta del espacio.

Gracias a los avances científicos y tecnológicos, se pueden construir satélites que duran más tiempo en órbita y que ofrecen varios servicios con una excelente calidad.


¿Cómo funcionan?

Una estación terrestre que está bajo la cobertura de un satélite le envía una señal de microondas (enlace ascendente), cuando la recibe, el transpondedor (aparato emisor-receptor) del satélite la retransmite a una frecuencia más baja para que la capture otra estación (enlace descendente). Para realizar esta comunicación serían necesarios 70 mil km de cable, pero con los satélites todo el cableado es sustituido por la atmósfera (como medio físico).


Tipos de satélites

- Científicos. Este tipo de satélites tiene como objetivo principal estudiar la superficie, atmósfera y entorno de la Tierra y demás cuerpos celestes.

- De Comunicación. Ofrecen la aplicación más rentable y la de mayor difusión, los servicios de televisión, radio, telefonía móvil y fija.

- De meteorología. Se dedican exclusivamente a observar la atmósfera en su conjunto, logrando acertadas predicciones climatológicas.
- De navegación. Se utilizan como Sistemas de Posicionamiento Global (GPS), que permiten identificar lugares y obtener con exactitud el punto de su localización geográfica.

- De teledetección. Éstos observan el planeta mediante sensores multiespectrales, lo que les permite localizar recursos naturales, vigilar las condiciones de salud de los cultivos, el grado de deforestación, el avance de la contaminación en los mares, etc.

- Militares. Se encargan de apoyar operaciones militares de ciertos países, sobre todo para resguardar la seguridad nacional.


Satélites mexicanos

México entra a la era satelital en 1968 al rentar el satélite AST-3, propiedad de la NASA, con el que fue posible que millones de televidentes siguieran la transmisión de los Juegos Olímpicos, que en ese año se celebraban en nuestro país. Tres han sido los Sistemas Satelitales que México ha adquirido a lo largo de su historia, y estos son:

- Sistema Morelos
- Sistema Solidaridad
- Sistema Satmex


Sistema Morelos

Este Sistema se adquirió en 1982 y costo 92 millones de dólares. Está constituido por dos satélites:

- Morelos 1. Lanzado en junio de 1985 mediante el transbordador Discovery de la NASA.

- Morelos 2. Puesto en orbita en noviembre del mismo año por el transbordador Atlantis, que en el que viajó como miembro de la tripulación el doctor Rodolfo Neri Vela, que se convirtió en el primer mexicano en el espacio.

Además el Sistema incluyó el Centro de Control Satelital que se instaló en Iztapalapa (D.F.).


Características:

- Modelo: HS 376.
- Forma: Cilíndrica
- Longitud: 6.62m (desplegado).
- Peso: 645.5kg.
- Órbita: Geoestacionaria.


Curiosidades del Morelos 2:

- Tenía una vida de diseño 9 años (hasta 1994).
- Se logró alargar su vida útil hasta el 2004.
- Fue sacado de su órbita original (geoestacionaria) en 2004 y enviado a una de desecho.
- Recibió instrucciones para apagar todos sus sistemas y así quedar completamente desactivado.


Sistema Solidaridad

Debido a la gran demanda de usuarios privados en las aplicaciones de redes de voz y datos, el gobierno decide adquirir el segundo Sistema Satelital, el Solidaridad, por 300 millones de dólares. Consta de dos satélites:

- Solidaridad 1. Lanzado en 1993 mediante el cohete Ariane. Por fallas eléctricas, dejo de operar en agosto del 2000, lo que tuvo un gran impacto en las comunicaciones de nuestro país, motivo por el cual sus usuarios fueron transferidos al Solidaridad 2.

- Solidaridad 2. Fue lanzado en octubre de 1994.


Sector académico

En nuestro país la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) también intervino en esta carrera espacial, y en 1995 y 1996 lanzó dos satélites: UNAMSAT 1 y 2 (órbita polar LEO), ambos con fines experimentales.


Sistema Satmex

En 1997, el Sistema Satelital mexicano se privatizó, constituyéndose la empresa Satélites Mexicanos (SATMEX), que desde entonces se encarga de la operación y administración de los satélites Morelos 2, Solidaridad 1 y 2 y Satmex 5, así como los centros de control de Iztapalapa y Hermosillo.

- Satmex 5. En diciembre de 1998, se puso en órbita el Satmex 5, con una potencia eléctrica (generada por los paneles solares) diez veces superior a la de los Morelos y tres veces mayor a la de los Solidaridad.

- Satmex 6. Fue puesto en órbita el 27 de Mayo del 2006 mediante el cohete ARIANE 5, y llevado hasta su posición geoestacionaria de 113° longitud Oeste que dejó libre el Solidaridad 2, mismo que fue reubicado a la posición 114.9° longitud Oeste .Tiene una potencia 50.0% mayor que el Satmex 5 y un mayor ancho de banda. Su costo fue de 235 millones de dólares. El satélite está diseñado para tener una vida útil de 15 años. Es conocido como el guardián de América, pues es el de mayor cobertura en el continente.


Servicios

Los satélites mexicanos son utilizados para prestar los siguientes servicios:

- Conexión a Internet.
- Telefonía fija y móvil.
- Televisión y radio.
- Ecuación a distancia.
- Redes empresariales y videoconferencia.
- Telemedicina. Primer programa de salud pública en el mundo, producido por el ISSSTE.


Conclusión

Alguna vez nos hemos preguntado, ¿qué pasaría si no existieran los Satélites artificiales?, la respuesta es sencilla, simplemente los servicios de Internet de banda ancha, televisión por cable, telefonía y todos los servicios que ya conocemos, serían exclusivos de las ciudades, o de lugares donde no existan obstáculos en la comunicación (montañas, bosques, etc.).

Las únicas opciones serían el cableado común que resulta obsoleto, la fibra óptica que es muy cara y las microondas, que resulta la mejor de las tres.

Si bien es cierto que se pueden instalar antenas en cualquier lugar, también es cierto que las microondas solo pueden viajar en dirección lineal, y si a su paso se encuentran con lluvia o montañas, la señal no llega al destino, además de que estaríamos invadidos por miles de antenas.

Es por eso que para mejorar los servicios y hacerlos más accesibles, surgió una nueva forma de comunicación, la satelital, que vino a simplificar las tareas de envío y recepción de datos, redujo los costos e hizo más estable el servicio, mientras que otros medios ofrecen el 50 o 60% de estabilidad, los satélites ofrecen el 99.8%.

Si desaparecieran los satélites nuestra vida cambiaria por completo, porque ya estamos completamente adaptados a las comodidades que nos ofrecen. Para tener una idea de las repercusiones, sería como no tener televisión, no contar con servicio de Internet, o más aún, no tener servicio de telefonía fija, y ya no se diga la móvil.

Ahora que ya sabemos todo sobre ellos, es momento de tomarlos en cuenta, y en adelante, al mirar el cielo, reconocer lo importante que son los satélites para las comunicaciones en nuestro país.


Bibliografía:
http://ciberhabitat.gob.mx/medios/satelites/


Equipo 2:
· Armas Téllez Fernando [
fernando_mon0025@hotmail.com ]
· Montaño Samaniego Carlos [
charly_ms7@hotmail.com ]
· Pérez Villa Abraham A. [
coabcapa5@hotmail.com ]

video

1 comentario:

Reportera Novata dijo...

Los felicito porque tanto el texto como la presentación con las imágenes e ilustraciones hace que se vea muy bien. ¡Mucha suerte en los siguientes semestres! ¡Saludos!